Un infarto te avisa un ,es antes, es cuerpo te lo advierte por medio de señales

De acuerdo con la organización mundial de la salud, en los últimos años las muertes por infarto al corazón han incrementado bastante y esto es algo muy preocupante. Algunos expertos creen que se debe al sedentarismo y a la inactividad física que tienen la mayoría de las personas.

Causa de un ataque cardíaco

Un ataque cardíaco ocurre cuando el flujo de sangre que lleva oxígeno al corazón se detiene. Cuando esto ocurre, el miocardio no recibe la cantidad de oxigeno que necesita para mantenerse estable y comienza a morir

Como prevenir un ataque al corazón:

– Evite fumar.

– Mantenga un estado estable en la presión arterial, diabetes y el colesterol.

– Mantenga un peso corporal estable.

– Practique actividades físicas de forma regular.

– Reduzca el consumo de alcohol.

– Evita el consumo de alimentos con grasa saturada, carnes rojas y azucares. En cambio, incremente el consumo de pollo, pescado, frutas y verduras.

Los antes mencionados son algunos de los factores que puede tomar en cuenta para ayudar a prevenir el desarrollo de un infarto al corazón. A pesar de que los hombres son más propensos a sufrir un infarto, la taza de muerte en mujeres por esta causa es bastante alta.

A continuación, le estaremos dejando un listado en el cual podrá conocer una pequeña lista de síntomas y cambios que suelen surgir en nuestro cuerpo cuando estamos a punto de sufrir un ataque al corazón, presta atención y no ignore esos síntomas.

Síntomas de un infarto al corazón:

– Cambios mentales, mayormente en adultos mayores.

– Dolor torácico que se siente como presión, compresión o llenura. Este dolor suele ubicarse en el centro del pecho. Mismo, también se puede sentir en la mandíbula, hombro, los brazos, la espalda y el estómago. En ocasiones, puede desaparecer después de uno minutos o ser intermitente.

– Sudoración frio.

– Mareos.

– Nauseas (principalmente en las mujeres).

– Entumecimiento, hormigueo o dolor en los brazos.

-Dificultad para respirar.

– Debilidad o fatiga, principalmente en los adultos.

0 Shares