Inicio / Salud / ¿Sabías que: El ataque cardíaco y el agua van de la mano?

¿Sabías que: El ataque cardíaco y el agua van de la mano?

El ataque cardíaco

Todas las personas se preguntan porque muchos orinan tanto por la noche. Esto se debe a una gravedad cardíaca que retiene el agua en la parte inferior del cuerpo y cuando se encuentra en posición vertical las piernas se hinchan.

Cuando te acuestas, la parte inferior del cuerpo. Están a la altura de los riñones, y es entonces cuando los riñones eliminan el agua porque es más fácil.

Muchos no saben, qué el agua potable en un momento determinado maximiza su eficacia en el cuerpo

  • El tiempo correcto para beberlo es:
  • Dos vasos de agua después de despertar; ayuda a activar los órganos internos.
  • Un vaso de agua treinta minutos antes de una comida, ayuda a la digestión.
  • Un vaso de agua antes de tomar un baño, ayuda a bajar la presión arterial.
  • Un vaso de agua antes de irse a la cama, evita derrame cerebral o ataque al corazón.
  • El agua a la hora de dormir también ayudará a prevenir en la noche los calambres en las piernas.

La mayoría de los ataques cardíacos se producen en el día; por lo general entre las 6 de la mañana y el medio día. Sufrir uno en la noche, cuando el corazón debe estar en el mayor reposo, significa que algo raro pasó.

Un estudio demostró que la apnea del sueño y el roncar son los culpables por lo que si usted toma una aspirina una vez al día, tómela por la noche.

¿Por que tomar la aspirina por la noche?

La aspirina, tiene una ” vida media ” de veinticuatro horas, por lo que, si la mayoría de los ataques cardíacos ocurren en las primeras horas de la mañana, la aspirina estaría más concentrada en su sistema circulatorio.

¿Por qué mantener aspirina junto a tu cama?

¡Por los ataques al corazón!, Si esto sucede, disuelva inmediatamente dos aspirinas en la boca y tráguelas con un poco de agua.

Hay otros síntomas de un ataque al corazón, además del dolor en el pecho y en el brazo izquierdo. También hay que tener en cuenta un intenso dolor en la mandíbula derecha y/o en el cuello, así como náuseas y mucha sudoración.

103 Shares