Inicio / Salud / Estas son las ocho señales de aneurisma

Estas son las ocho señales de aneurisma

Las enfermedades siempre han estado presentes, han sido parte de la evolución del ser humano desde el inicio de los tiempos y hoy en día siguen afectando de diversas maneras.

Sin embargo estamos mucho más preparados para reconocerlas y tratarlas antes de que ocasionen algún problema mucho mayor en la salud.

Nuestro organismo está diseñado de tal manera que cada una de las funciones alcanza cierta finalidad, pasa que al presentar cualquier anomalía envía señales que debemos tomar en cuenta.

Esto puede ser mediante síntomas como dolores o malestares y nos permiten reconocer mejor nuestro problema, especialmente con ayuda de un especialista.

Hay gran variedad de enfermedades que podemos tomar en cuenta, pero en esta oportunidad te hablaremos de una en particular que causa gran preocupación entre personas de todo el mundo. El aneurisma cerebral es un ensanchamiento de alguna arteria cerebral y está acabando con la vida de una gran cantidad de personas.

Los aneurismas tienden a tener un tamaño bastante diminuto, sin embargo van creciendo de tal manera que en la mayoría de los casos terminan por romperse y provocan un problema irreversible. La mejor manera de tratarlo es diagnosticarlo a tiempo pero gran parte de la población desconoce acerca de esta enfermedad. No esperes a que sea muy tarde.

Aquí te explicamos los principales síntomas provocados por la aneurisma, para que puedas diagnosticarla a tiempo.

Parte de la poca información que se maneja al respecto de la aneurisma se debe a la baja población afectada por esta enfermedad.

Sin embargo, no debemos confiarnos, podemos reconocer los síntomas y no confundirlos por enfermedades de menor importancia. En caso de presentar alguna de estas señales, no dudes en acudir a un médico de confianza.

  • Fuertes dolores de cabeza, acompañado de náuseas y vómitos.
  • Visión borrosa, doble o en el peor de los casos ceguera repentina.
  • Molestias y dolores en los ojos.
  • Rigidez, dificultad al movilizarte.
  • Confusión, disminución de la actividad cognitiva.
  • Fatiga y cansancio crónico, somnolencia.
  • Debilidad muscular.
  • Al entumecer las extremidades, afecta la capacidad motora.

Considera que estos síntomas empeoran a medida que se vuelven más intensos y constantes, en especial el dolor de cabeza. No dejes de lado estos síntomas y ayuda a otros compartiendo esta información.

15 Shares