Inicio / Salud / Cinco nutrientes esenciales para mejorar el funcionamiento de la tiroides

Cinco nutrientes esenciales para mejorar el funcionamiento de la tiroides

La glándula tiroides es realmente pequeña, ubicada en la parte baja del cuello cerca del comienzo de nuestras costillas.

Cumple la función de producir una hormona que trabaja de muchas maneras sobre el organismo, se trata de la hormona tiroidea la cual regula en el cuerpo algunos de sus procesos más importantes.

Esta hormona en particular nos ayuda a controlar el metabolismo, regula la temperatura corporal, controla el crecimiento, incluso influye en la digestión y mucho más.

No todos conocen la verdadera importancia que tiene esta hormona y la verdadera razón por la que necesitamos conservarla en buen estado.

La mala alimentación es la principal razón por la que esta hormona se ve afectada, y si no la tratamos a tiempo, puede perjudicar la salud al punto de ocasionar otras enfermedades crónicas o la muerte.

Hay maneras de reconocer y prevenir sus síntomas pero debes hacerlo a partir de ahora, no cuando sea demasiado tarde.

Conoce un poco más sobre la tiroides y los alimentos que ayudan a conservarla.

Lo primero que debes saber, es que los problemas de la glándula tiroides, influyen directamente con la producción de la hormona tiroidea. De este modo se conocen 2 clases de problemas, el hipotiroidismo y el hipertiroidismo.

Cuando hablamos de hipotiroidismo nos referimos al déficit de la producción de nuestra hormona tiroides. Puede ocasionar ciertos síntomas como fatiga, depresiones, aumento de peso, piel excesivamente seca, pérdida de cabello, intolerancia al frío, entre otros.

Por otra parte, el hipertiroidismo nos refiere a la alta producción de la hormona tiroides lo que acelera el metabolismo considerablemente y ocasiona una mayor sensibilidad en el sistema nervioso, insomnio, intolerancia al calor, pérdida de peso de manera anormal, palpitaciones, temblores, debilidad; nada en exceso es bueno.

Tratar y prevenir los problemas de la tiroides es posible mediante una alimentación balanceada y algo de actividad física al día. Actualmente hay muchos alimentos ricos en grasas y azúcares que perjudican nuestra salud de muchas maneras.

Podemos permitir conservar las correctas funciones de las glándulas tiroides consumiendo alimentos:

Ricos en yodo: Huevos, cardo, zapallo, semilla de sésamo, almendras de mar, almejas, atún, salmón, champiñones.

Ricos en fibra: avena, arroz, brócoli, manzana, maíz, aguacate, lenteja, pera.

Ricos en vitaminas: cítricos, cereales, semillas, levadura de cerveza, maní.

Ricos en zinc: germen de trigo, ostras, cordero, jengibre, frutos secos, guisantes.

Carnes magras: pollo, de res, pavo o conejo.

0 Shares